Jugadores de casino en el transcurso de los años

Los césares, los emperadores y la antigua Roma: Julio (100-44 a.C.) participaba en los juegos públicos que se realizaban en el festival Los Saturnales y duraban una semana; mientras cruzaba el río Rubicón, proclamaba la famosa frase: "alea iacta est" ("la suerte está echada"). Augusto (63 a.C.-14 d.C.) jugaba al "alea" (una forma primitiva de backgammon) y hacía rifas para darles premios a los invitados de banquetes. Claudio (10 a.C.-54 d.C.) tenía una mesa especialmente fabricada para jugar a los dados mientras viajaba en los tambaleantes carruajes. Era un jugador de dados tan apasionado que, en ocasiones, convocaba a algunos hombres para que jueguen con él, habiéndose olvidado que los había hecho ejecutar. Calígula (12-41 d.C.) apostaba en las carreras de carros y los juegos de dados; convirtió su palacio imperial en una casa de apuestas para recaudar dinero para el tesoro, y jugó a los dados el día del funeral de su hermana. Nerón (37-68 d C.) disfrutaba de todos los tipos de deportes y juegos, y también de apostar en ellos; fomentaba el juego en el palacio imperial durante todo el año y arriesgaba grandes cantidades de dinero en las tiradas de dados.

Lorenzo de' Medici, estadista italiano (1449-1492): político renacentista de la república florentina que apoyaba el arte y patrocinaba a artistas. Se dedicaba a los juegos de cartas, algunos de ellos fueron creación suya, y solía mencionar los juegos de casino la bassetta e il frusso en la poesía. Se hizo famoso por ser un habilidoso jugador de cartas.

William Penn, fundador de Pensilvania, colonia inglesa norteamericana (1644-1718): cuáquero que fundó una colonia norteamericana a la que se llamó Pensilvania en Estados Unidos. Es posible que Penn haya recibido las escrituras de los territorios como pago de una deuda de juego de £16.000 cuyo acreedor era Sir William Penn, el padre de Penn.

Voltaire, escritor francés (1694-1778): historiador de la era del Iluminismo francés y ferviente apostador. Cuando el gobierno francés estableció una lotería en la que únicamente los compradores de determinados bonos podían participar, Voltaire ideó una estrategia para aprovechar las reglas de inscripción mediante la adquisición de bonos que permitían un máximo de participación. Él y sus inversores ganaron una gran parte de los premios de lotería que se pagaron en aquel período. El gobierno intentó evitar pagarle, pero él ganó en los tribunales. Con frecuencia jugaba al Faro (juego de cartas) y al Biribí (una especie de juego de ruleta cuyos números se extraían de una bolsa).

Giacomo Casanova, amante y autor de memorias, oriundo de Venecia, Italia (1725-1798): aventurero que apostaba con regularidad, con predilección por el Faro. Una vez perdió 5.000 lingotes de oro en dos días en Venecia. Casanova fue además un famoso donjuán que usaba su encanto para seducir a mujeres adineradas para que cancelaran sus deudas de juego. En sus memorias, escribió sobre el juego, incluso sobre algunas sesiones en el Il Ridotto, un ala del San Moisè Palace de Venecia.

John Montagu, IV° conde de Sándwich, Inglaterra, Reino Unido (1718-1792): fue un ferviente jugador y apostador que jugaba sesiones maratónicas en White's en Londres. Alrededor de 1765, en White's, inventó (o popularizó) la práctica de comer carne entre rebanadas de pan, con la intención de mantener las manos limpias y cómodas, y evitar que las cartas se ensucien; así surgió el sándwich.

George Washington, general y presidente estadounidense (1732-1799): tenía un diario en el que registraba detalladamente sus ganancias y pérdidas en las cartas.

Thomas Jefferson, presidente estadounidense (1743-1826): apostó con regularidad durante el período en que se redactó la Declaración de la Independencia. Registraba sus ganancias y pérdidas en juegos como el backgammon, la lotería, cara o cruz y diversos juegos de cartas.

Jane Austen, autora británica (1775-1817): la escritora solía usar los juegos de cartas en las novelas para develar rasgos del carácter y la personalidad. Las novelas como "Orgullo y prejuicio" (Pride and Prejudice) y "Sensatez y sentimientos" (Sense and Sensibility) hacían referencia a boletos de lotería y juegos como "quadrille", "vengt-un", whist" y "piquet".

Napoleón Bonaparte, general y emperador francés (1769-1821): el famoso general valoraba los juegos de destreza, cuyas estrategias implementaba en las batallas. Respaldó a los casinos en Francia y contribuyó a popularizar el juego vingt-un. Su sobrino Lucien se convirtió en un apostador exitoso.

George "Beau" Brummell, referente de la moda británico (1778-1840): amigo del rey George IV y respetado creador de tendencias que apostaba con frecuencia y perdía. Se unió a la masa acaudalada y acumuló tantas deudas que, en un momento dado, huyó a Calais, donde pasó el resto de sus días sumido en la pobreza.

Novelistas rusos: Alexander Pushkin (1799-1837) Pasó su juventud bebiendo y apostando; en consecuencia, acumuló tantas deudas que hasta intentó adquirir una segunda hipoteca sobre los bienes de los siervos de su esposa. Escribió "La dama de picas" (The Queen of Spades), obra con temática de apuestas.

Fyodor Dostoevsky (1821-1881) Escribió "El apostador" (The Gambler) para cancelar sus deudas en el casino; centró la historia en los preciados casinos de Baden-Baden.

Leo Tolstoy (1828-1910) Se incorporó al ejército ruso para huir de deudas de juego que tenía con una editorial y que había contraído jugando al billar. Finalmente, cedió un manuscrito de la novela "Los cosacos" (The Cossacks) como forma de pago.

Ivan Turgenev (1818-1883) Autor de "Humo" (Smoke), un libro sobre los casinos de Baden-Baden. En otros incidentes no relacionados, Tolstoy y Dostoevsky llamaron a Turgenev para que los rescate de situaciones en las que iban perdiendo en los casinos.

Wyatt Earp, apostador y jurista estadounidense (1848-1929) y John "Doc" Holliday, apostador, jurista y odontólogo estadounidense (1851-1887): estos dos apostadores nómades se conocieron en Texas cuando Earp le salvó la vida a Holliday, luego se hicieron amigos y juristas. Ambos eran conocidos por pactar (de forma rentable y deshonesta) en el juego de faro. Años después del famoso "tiroteo del corral O.K." y la muerte de Holliday por tuberculosis, Wyatt Earp desempeñó un papel controvertido como árbitro de la "pelea del siglo por un título" en 1896 entre Bob Fitzsimmons y Tom Sharkey. Fitzsimmons, que era el gran favorito y dominaba la pelea, fue descalificado por el árbitro Earp por dar un puñetazo debajo del cinturón. Algunos vieron el golpe descalificador y posteriormente, salieron a la luz informes sobre una conspiración para arreglar la pelea. Fitzsimmons presentó una demanda para revocar la decisión del árbitro, lo que llevó a un juez de California a evitar el tener que tomar la importante decisión de declarar ilegal la pelea por el título en el estado.

Su Alteza Real Edward VII, Príncipe de Gales, Reino Unido (1841-1910): Rey del Reino Unido y de los dominios británicos y Emperador de India que disfrutaba de los casinos. El príncipe de Gales viajaba con frecuencia a Montecarlo utilizando el seudónimo de "Barón de Renfrew".

Winston Churchill, primer ministro británico (1874-1965): político británico y legendario líder en tiempos de guerra que creía en el hecho de asumir riesgos en casinos, en los juegos o en la guerra. Churchill habitualmente participaba en juegos de poker, "bezique", "mah jong" y "pinochle". Fue famoso por perder una gran cantidad de dinero en una partida de poker contra el presidente estadounidense Harry Truman y sus asesores.

Alvin "Titanic Thompson" Thomas, apostador estadounidense (1893-1974): apostador viajero que era conocido por apostar en el golf, en juegos de dados, cartas, billar, carreras de caballos y apuestas paralelas. Thompson fue la inspiración en la vida real para el personaje Sky Masterson, el astuto apostador de una de las obras del escritor Damon Runyon. El personaje se convirtió en la esencia del musical y la película "Ellos y ellas" (Guys and Dolls).

John "Bet a Million" Gates, magnate industrial estadounidense (1855-1911): pionero en la fabricación del alambre de púas que participaba en partidas de poker de altas apuestas y en juegos de bacará. Apodado "Bet a Million" (el apostador del millón) por haber ganado una apuesta en una carrera de caballos en el año 1900 en Inglaterra en la que apostó USD$70.000 y ganó USD$600.000, aunque circulaban rumores de que había ganado USD$1 millón.

Nick "el griego" Dandolos, apostador, Creta-EE. UU. (1883-1966): nacido en un entorno adinerado y enviado a Estados Unidos con un subsidio, fue un apasionado de los riesgos que apostaba en carreras de caballos. Dandolos ganó y perdió fortunas apostando en las cartas, los dados y los caballos. Murió en bancarrota en la Navidad de 1966 aunque su leyenda trascendió después de su muerte. Y ahora... uno de los jugadores de casino más famosos de todos los tiempos.

James Bond (Ian Fleming y Sean Connery), personaje de ficción británico (1953): agente secreto británico de numerosas novelas, creado por el autor (y ex agente secreto) Ian Fleming. Las adaptaciones cinematográficas, que comenzaron con Dr. No en 1962, han convertido a James Bond en una de las franquicias cinematográficas más valiosas del mundo. Bond participa de juegos de casino de altas apuestas en varias de las novelas y películas. La primera novela de Bond, Casino Royale, comienza en una mesa de ruleta. En la primera película, Dr. No, Bond juega al bacará. James Bond le apuesta al 17 negro en la ruleta en "Los diamantes son eternos" (Diamonds are Forever). Existe una historia popular (que podría ser real, pero es difícil de creer por su cronología), que cuenta que Sean Connery, en 1963 en el Casino de la Valle en Italia, realizó un par de apuestas al 17 negro y perdió. Le apostó al 17 negro por tercera vez, ganó y volvió a apostar esas ganancias. La bola volvió a detenerse en el 17 negro. Continuó apostando todas las ganancias y la bola volvió a detenerse en el 17 negro por tercera vez consecutiva. Se retiró del casino con una ganancia de aproximadamente £10.000. El componente poco probable de la historia no son las astronómicas probabilidades en que acertó el mismo número en las tres tiradas, sino que su victoria se remonta al año 1963, ocho años antes de que el personaje Bond realizara la famosa apuesta al 17 negro en "Los diamantes son eternos".

El poker y los presidentes: Warren Harding (presidente estadounidense, 1865-1923) El entonces presidente de Estados Unidos jugaba al poker dos veces por semana con los miembros del gabinete en partidas sumamente competitivas, y se sabe que perdió una pieza de porcelana de la Casa Blanca en un juego de cartas de altas apuestas. Franklin D. Roosevelt (presidente estadounidense, 1882-1945) fue un viril jugador de poker de bajas apuestas que organizaba partidas regulares durante la última noche de cada sesión del congreso, en la que se anunciaba al ganador tras un receso. Harry S. Truman (presidente estadounidense, 1884-1972) fue un viril y prestigioso jugador de cinco cartas, que organizaba sesiones maratónicas de poker con la prensa mientras analizaba los ataques con bombas atómicas en Japón y durante toda la Segunda Guerra Mundial. Jugaba con Winston Churchill en el momento del discurso sobre la "Cortina de hierro". Dwight Eisenhower (presidente estadounidense, 1890-1969) aprendió a jugar al poker y al "bridge" en West Point. Existen rumores de que usaba sus ganancias en el poker para cortejar a su futura esposa Mamie. Richard Nixon (presidente estadounidense, 1913-1994) aprendió a jugar al poker mientras prestaba servicio en el ejército estadounidense; considerado habilidoso como jugador, usó sus ganancias para financiar su primera campaña para ocupar una banca en la Cámara de Representantes.

William Lee Bergstrom, agente inmobiliario estadounidense (1951-1985): agente inmobiliario conocido como "El hombre del maletín" y "El apostador fantasma" por sus apariciones azarosas y sus gigantescas apuestas en los juegos de dados. El 24 de septiembre de 1980, llegó al Binion's Horseshoe, Las Vegas, y confirmó la política de Benny Binion que les permitiría a los jugadores establecer sus propios límites en las primeras apuestas que hicieran en el casino. Traía consigo dos maletines: uno estaba lleno con USD$777.000 y el otro, vacío. Apostó los USD$777.000 en su primera apuesta en los dados, ganó, le pidió a Ted Binion que le ayude a llenar el segundo maletín y se marchó de la ciudad. El 24 de marzo de 1984, tres años y medio después, regresó, hizo una única apuesta de USD$538.000 en la mesa de dados, ganó la apuesta y volvió a desaparecer. Regresó por tercera vez el 16 de noviembre de 1984, con su maletín lleno con USD$1 millón en efectivo, monedas de oro y cheques. Apostó el millón completo en los dados y perdió. Cuando regresó por cuarta vez, el 2 de febrero de 1985, intentó jugar en el casino con un cheque evidentemente falsificado por un valor de USD$1,3 millones. La noche siguiente, en el Marina Hotel de la Franja de Las Vegas, se quitó la vida. Según las notas que dejó escritas para sus amigos, la causa de fondo de sus problemas fue una relación amorosa que lo destruyó.

Akio Kashiwagi, empresario japonés (1938-1992): inversor de bienes inmobiliarios que jugaba altas apuestas en el bacará en casinos estadounidenses; con frecuencia apostaba USD$100.000 o USD$200.000 por mano. Por conflictos que tuvo en el casino de Donald Trump en Atlantic City y en el Aladdin de Las Vegas, en que reclamaba que los casinos nunca cumplían con su parte del trato, Kashiwagi perdió USD$10 millones. Lo asesinaron en su casa, cerca del Monte Fuji; dejó deudas millonarias por apuestas. El asesinato continúa sin resolverse. 

Archie Karas, apostador greco-estadounidense (nació en 1951): famoso apostador que comenzó como experto jugador de billar y jugador de poker. Karas acumuló una suma de USD$2 millones en las mesas de poker, que perdió en Los Ángeles en 1992. En el famoso episodio “La carrera” (The Run), convirtió USD$50 en más de USD$40 millones en Las Vegas a principios de 1995. Tiempo después en el mismo año, perdió todo jugando al poker, a los dados y al bacará.

Elmer Sherwin, veterano del ejército estadounidense, Las Vegas, Nevada, EE. UU., (1913-2007): retirado que ganó un jackpot de USD$4,6 millones en la tragamonedas Megabucks el día inaugural de The Mirage en Las Vegas, en 1989. 16 años después, en 2005, tenía 92 años cuando ganó su segundo jackpot por una suma de USD$21,1 millones en la Megabucks del Cannery Casino.

Kerry Packer, empresario australiano (1937-2005): el magnate de los medios de comunicación, conocido por fundar la Serie Mundial de Cricket (World Series of Cricket) también era propietario de un porcentaje del Crown Casino de Melbourne. Packer fue el apostador de altas apuestas que arrasó con el MGM Casino de Las Vegas en 1997 al ganar USD$20 millones. Además, en una ocasión perdió USD$30 millones contra un corredor de apuestas en Sidney. Algunos lo llamaban el "peso pesado del bacará".

Don Johnson, empresario y jugador de casino estadounidense (1962-presente): director ejecutivo de una empresa que diseña software para carreras de caballos. Entre 2010 y 2011, ganó USD$15 millones jugando al blackjack en tres casinos de Atlantic City y Nueva Jersey.

Innovadores de los casinos en el transcurso de los años

Alfonso X, Rey de Castilla y León, España (1221-1284): autor del Libro de los juegos (Book of Games), la primera guía de 98 páginas sobre apuestas. Se dedicó principalmente al ajedrez y a los juegos de mesa, pero también describía los juegos de dados, incluido el "hazard", un predecesor de los dados.

Marco Polo, explorador oriundo de Venecia, Italia (1254-1324): viajero mercante que dio a conocer las culturas asiáticas en Europa. A Marco Polo se le atribuye el mérito (probablemente de forma incorrecta) de introducir la invención china de jugar a las cartas en Venecia, desde donde las cartas se difundieron en toda Europa.

Galileo Galilei, astrónomo y matemático oriundo de Florencia, Italia (1564-1642): fue conocido principalmente por los aportes que realizó en el período del Renacimiento, incluido el primer artículo académico sobre las probabilidades de las diferentes combinaciones en las tiradas de tres dados. Se encargó del tema a pedido de su protector, el Gran duque Cosme II de Toscana.

Giralamo Cardano, matemático e inventor italiano (1501-1576): prolífico escritor de numerosos temas y apostador curioso. Casi un siglo después de su muerte, el descubrimiento y la publicación en 1663 de Liber de Ludo Aleae (Libro sobre los juegos de azar) contribuyó a la teoría de la probabilidad y el entendimiento de las probabilidades.

Blaise Pascal, matemático y científico francés (1623-1662): Blaise Pascal desarrolló la primera calculadora. En la misma época, es posible que los intentos por descubrir el movimiento perpetuo hayan dado paso a la primera ruleta. Pascal se alió con Pierre de Fermat para desarrollar la teoría de la probabilidad como una rama de las matemáticas y las ciencias sociales. La afinidad con Fermat se desencadenó en respuesta a las preguntas sobre juego que planteaba Chevalier de Mere.

Francis White, administrador de casino británico: nacido bajo el nombre de Francesco Bianco en Italia, instauró lo que se convirtió en uno de los clubes de caballeros más antiguos y exclusivos de Londres en 1693, que al principio era un establecimiento tipo cafetería llamado "Mrs. White's Chocolate House". El White's se trasladó a su actual ubicación en la calle St. James  37/38 en 1755. Allí, hubo un libro de apuestas en los siglos VIII y XIX, famosos por tener registradasapuestas paralelas exóticas. Durante ese período, los miembros también jugaban al faro y al hazard en los establecimientos.

Edmund Hoyle, escritor británico (1672-1769): Hoyle fue un apostador especialista que escribió A Short Treatise on the Game of Whist (Breve tratado sobre el juego "whist"), reglas estándar para numerosos juegos de cartas de cientos de años. Escribió libros suplementarios sobre backgammon, ajedrez y otros juegos. De su gran prestigio por su conocimiento sobre los juegos, surge la expresión "Según Hoyle...".

Richard "Beau" Nash, Maestro de ceremonias de Bath, Gran Bretaña (1674-1761) Pionero en la creación del puesto de anfitrión de casino. Richard Nash se desempeñó como Maestro de ceremonias en la ciudad termal de Bath desde 1704 hasta su muerte en 1761.

Jacques Benazet, administrador de casino franco-alemán (1778-1848): administró numerosos clubes de juego en Francia y Alemania; el más famoso fue el Baden-Baden en 1838. A través de su liderazgo, y posteriormente de su hijo Edward y su sobrino, se disparó la popularidad del Baden-Baden como destino de casino-spa y hasta el día de hoy continúa siendo una de las mayores atracciones para los apostadores.

Antoine Chabert, propietario y administrador de casino franco-alemán (1774-1850): fue propietario del Palais Royale en París antes de hacerse cargo de la Casa de conversación del Baden-Baden, en la que duplicó la cantidad de visitantes. Chabert además administró una gran cantidad de casinos alemanes a lo largo de su vida.

François Blanc, administrador de casino monegasco-alemán (1806-1877): junto a su hermano gemelo Louis Blanc (1806-1854), François se convirtió en el administrador de casinos más famoso y exitoso del siglo XIX. Los hermanos Blanc inauguraron Kursaal en Bad Homburg en 1843, introdujeron la ruleta con un cero simple y Francois abrió el Casino de Montecarlo en Mónaco en 1868. François fue tan exitoso que lo apodaron "El mago de Montecarlo", y nació una leyenda que contaba que su asombrosa buena suerte se debía a un pacto que había celebrado con el diablo.

Charles Fey, inventor estadounidense (1862-1944): el desarrollador de la máquina de origen alemán usó sus conocimientos sobre equipos eléctricos para inventar las primeras tragamonedas mecánicas de tres cilindros en 1895. Su máquina "Liberty Bell" (Campana de la libertad) pagaba un "jackpot" de 20 monedas cuando se alineaban tres campanas.

Herbert Mills, inventor estadounidense (1872-1929): rival desarrollador de tragamonedas que creó su propia Liberty Bell en 1905, con características diferentes y mejoras. Posteriormente, Mills Novelty Company fabricó la máquina en cantidades masivas.

Benny Binion, propietario y administrador de casinos estadounidense (1904-1989): Benny Binion realizó operaciones de juego en Texas antes de adquirir acciones en el centro de Las Vegas a fines de los años cuarenta. A una de las propiedades le cambió el nombre por the Horseshoe y se convirtió en uno de los administradores de casinos más importantes. Binion además incorporó y popularizó innovaciones como la de ofrecerles bebidas gratis y otros "servicios de cortesía" a los jugadores, e implementó reglas y límites de apuestas favorables. Junto a sus hijos Jack Binion (nacido en 1937) y Lonnie "Ted" Binion (1943-1998) fundó la World Series of Poker en 1970.

Howard Hughes, inversor y propietario de casinos estadounidense (1905-1976): excéntrico aviador, inventor y cineasta que se convirtió en el más importante terrateniente y propietario de casinos de Las Vegas en la década de los sesenta. Fue propietario de los casinos Desert Inn, Castaways, Frontier, Landmark, Sands y Silver Slipper. Hughes es vastamente reconocido por haber encabezado la transición de los casinos de Las Vegas en manos de la mafia al control corporativo.

Benjamin "Bugsy'" Siegel, mafioso estadounidense (1906 - 1947): famoso contrabandista y apostador que concibió y supervisó la construcción de Flamingo, el primer casino importante de Las Vegas, que abrió sus puertas al público en 1946.

William "Si" Redd, inversor estadounidense, (1911-2003): en 1978, dejó la compañía Bally, para la que trabajaba como distribuidor de máquinas de juego y entretenimiento. Compró la compañía que se convirtió en International Gaming Technology (IGT) y desarrolló las primeras máquinas de poker en video en 1979. IGT se convirtió en una líder mundial en el espectro de sistemas y máquinas de juego y lotería. Bajo la dirección de Redd, IGT también introdujo tragamonedas progresivas (como las Megabucks) y tragamonedas con licencias de medios de comunicación populares, como la Wheel of Fortune y la Elvis.

Kirk Kerkorian, inversor, propietario y administrador de casinos estadounidense (nacido en 1917): como inversor, compró su primera propiedad en Las Vegas en 1962, se la alquiló a los constructores del Caesars Palace y vendió el terreno por una suma de USD$9 millones en 1968. Compró el estudio cinematográfico Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) en 1969, años después inauguró el MGM Grand Hotel and Casino en Las Vegas, pero en 1986 vendió la propiedad por una suma de USD$594 millones.

Inge Telnaes, ingeniero estadounidense (1930-2012): nació en Noruega, fue un inventor e ingeniero desarrollador de software que creó el software del generador de números aleatorios (RNG) que permitió a las tragamonedas funcionar de forma digital. Este avance aumentó significativamente los posibles premios máximos de las tragamonedas, que anteriormente eran limitados debido a la cantidad de los posibles resultados que permitían los cilindros mecánicos. Telnaes patentó el dispositivo de apuestas electrónicas que utilizaba un generador de números aleatorios para seleccionar las posiciones de detención de los cilindros en 1984, que luego compraría International Game Technology.

Sheldon Adelson, inversor, propietario y administrador de casinos estadounidense (nacido en 1933): empresario que se convirtió rápidamente en un joven millonario por medio de actividades de desarrollo inmobiliario y comercial. Compró el Sands Hotel and Casino de Las Vegas en 1988 y al lado construyó el centro de convenciones Sands Expo and Convention Centre. Tiempo después, Adelson hizo demoler el Sands Hotel and Casino para transformarlo en el Venetian (y tiempo después, en el Palazzo); también construyó el Venetian Macau Resort y algunos casinos en Pensilvania y Singapur.

Sol Kerzner, propietario y administrador de casinos sudafricano (nacido en 1935): Kerzner compró y construyó numerosos hoteles y resorts en todo el mundo. Construyó propiedades en el hemisferio occidental, incluido el Mohegan Sun en Connecticut, EE. UU., y el Atlantis Resort en Isla Paraíso, Las Bahamas.

Steve Wynn, inversor, propietario y administrador de casinos estadounidense (nacido en 1942): constructor y administrador de casinos estadounidense, que se encargó de revitalizar el centro de Las Vegas gracias a la restauración del Golden Nugget en los años setenta. Wynn construyó The Mirage, el primer casino nuevo que se abrió en dos décadas en La Franja de Las Vegas en 1989. También construyó el Bellagio, el Wynn, el Encore y otros casinos estadounidenses, junto con el Wynn Macau.

Donald Trump, promotor inmobiliario, propietario y administrador de casinos estadounidense (nacido en 1946): se hizo cargo de negocios inmobiliarios y proyectos de construcción familiares, y se convirtió en el mayor constructor y propietario de casinos de Atlantic City durante los ochenta. Las propiedades incluían el Trump Plaza Hotel and Casino, el Trump Marina y el Trump Taj Mahal Casino.

Los casinos y los juegos en la literatura

Libro de los juegos (Book of Games) de Alfonso X, Rey de Castilla y León (1283): fue la primera guía sobre apuestas. Incluye una descripción de los juegos de dados, entre ellos, el hazard, un predecesor de los dados.

Rinconete y Cortadillo de Miguel de Cervantes (1613): uento que incluye una de las primeras descripciones del juego trente-un (31), un juego anterior al blackjack.

The Complete Gamester de Charles Cotton (1674): influyente guía sobre juegos de cartas y dados.

"La dama de picas" (Queen of Spades) de Alexander Pushkin (1834): cuento acerca de Hermann, un ingeniero que trabajaba para el ejército imperial ruso y que se enloquece intentando aprender los secretos de juego de una condesa anciana. Fuente de inspiración para la ópera homónima que Tchaikovsky compuso en 1890.

"El apostador" (The Gambler) de Fyodor Dostoevsky (1866): el legendario novelista ruso Dostoevsky debió apurarse a terminar esta historia... para pagar sus propias deudas de juego. La historia narra sobre deudas a otras personas e incluye numerosas escenas de apuestas en mesas de ruleta como pasatiempo, para resolver problemas y para librar a los personajes de las deudas.

Daniel Deronda de George Eliot (1876): la historia de Daniel Deronda y Gwendolen Harleth comienza cuando la Sra. Harleth pierde todo su dinero en la mesa de ruleta. La mujer empeña un collar para seguir apostando, pero Deronda lo compra para devolvérselo.

Casino Royale de Ian Fleming (1953): la primera novela sobre James Bond comienza con Bond jugando a la ruleta. La mesa de ruleta es un escenario habitual en las novelas de Bond, y los entusiastas del juego incluso han desarrollado el "sistema James Bond" basado en la estrategia que el superespía usa en la ficción.

Beat the Dealer del Dr. Edward O. Thorp (1962): libro best seller sobre la estrategia básica del blackjack, el recuento de cartas y las experiencias del Dr. Thorp para probar sus teorías académicas en los casinos, con el aporte de jugadores de casino experimentados que proporcionaron consejos y financiaron la investigación.

Pánico y locura en Las Vegas (Fear and Loathing in Las Vegas) de Hunter Thompson (1972): basada en los viajes que el autor realizó a Las Vegas y publicó en dos extensos artículos de la revista Rolling Stone en 1971. Se la consideró una obra de referencia en el "periodismo gonzo" porque combina ficción, periodismo y observación del fluir de la conciencia.

"El gran jugador" (The Big Player) de Ken Uston (1977): primer libro que le revela al público el mundo secreto de los contadores de cartas y el juego de blackjack en equipo. Una combinación del análisis y las estrategias de Uston con aventuras de casino.

"Los tontos mueren" (Fools Die) de Mario Puzo (1978): novela de continuación del autor de "El padrino" (The Godfather). Ambientada en Las Vegas en el que fuera el Hotel Xanadu en la ficción.

The Eudaemonic Pie de Thomas Bass (1985): historia de no ficción sobre un grupo de estudiantes universitarios que inventó unas computadoras que se accionaban con un dedo del pie y que predecían los resultados en los juegos de ruleta del casino.

Man with the $100,000 Breasts and Other Gambling Stories y Telling Lies and Getting Paid de Michael Konik (1999, 2001): dos colecciones de historias de Michael Konik sobre apuestas, apostadores, juegos y casinos.

Bringing Down the House de Ben Mezrich (2002): libro best seller basado en la experiencia del equipo de blackjack del MIT. Generalmente caracterizado como una obra de no ficción, incluye nombres modificados, diálogos inventados, personajes complejos y descripciones alteradas de eventos en función de los fines narrativos. Bringing Down the House fue la fuente de inspiración para la película 21.

Roll the Bones de David Schwartz (2006): historia exhaustiva del juego en todas partes del mundo, de matices intensos.

"Ellos y ellas y otras historias" (Guys and Dolls and Other Writings) de Damon Runyon (2008): colección de cuentos y relatos de no ficción de Damon Runyon de los años veinte y treinta. La colección incluye cuentos que sirvieron de inspiración para el musical y la película "Ellos y ellas" (Guys and Dolls) y relatos sobre Al Capone y Arnold Rothstein.

Los casinos y los juegos en las películas

Casablanca (1942): la mayor parte de la película transcurre en el Rick's Café Américain, que tiene una ruleta fraudulenta, arreglada para beneficiar al propietario (Rick, protagonizado por Humphrey Bogart). Rick le sugiere a un recién casado, que intenta ganar dinero para las visas que le permitirán llegar a Estados Unidos y escapar de la guerra, que le apueste al número 22 en la ruleta. El hombre sigue el consejo y gana.

"Ellos y ellas" (Guys and Dolls, 1955): basada en el musical de Broadway, que a la vez se basó en varias historias de Damon Runyon, la versión cinematográfica protagonizada por Marlon Brando en el papel del apostador Sky Masterson. Frank Sinatra, como Nathan Detroit, cantó Luck Be a Lady.

"Para atrapar al ladrón" (To Catch a Thief, 1955): película dirigida por Alfred Hitchcock y protagonizada por Cary Grant y Grace Kelly, ambientada en villas vacacionales, casinos y hoteles de la costa francesa. Grant encarna a John Robie, un antiguo ladrón de joyas contratado para seguir a Frances Stevens (Kelly) por la sospecha de que ella sigue siendo una ladrona de joyas. En una escena del casino, Robie (Grant) desliza una ficha cara por el escote de una jugadora en la ruleta.

"Viva Las Vegas" (Meet Me in Las Vegas, 1956): un vaquero apostador descubre que tiene suerte en la ruleta cuando se toma de la mano con una bailarina llamada Marie. Sin embargo, Marie al principio se rehúsa a darle la mano.

"La gran estafa" (Ocean's 11, 1960): versión original protagonizada por Frank Sinatra como Danny Ocean, el autor intelectual del robo de cinco casinos de Las Vegas en una noche. La película tiene como eje central a la "Pandilla de ratas" (Rat Pack) de Hollywood: Sammy Davis Jr., Dean Martin, Peter Lawford, Angie Dickinson y Joey Bishop. Peter Lawford compró los derechos originales de la historia. Cuando le presentó la trama a Frank Sinatra, Sinatra bromeó: "Olvídate de la película. ¡Manos a la obra!" Durante la filmación en Las Vegas, Sinatra cantaba por las noches en la Salón Copa del Sands Hotel & Casino junto a Martin, Davis y Lawford.

"La máquina del amor" (Honeymoon Machine, 1961): tres hombres en un submarino naval utilizan la computadora del navío para calcular el trayecto de la bola de ruleta en el casino de Venecia. Surgen complicaciones cuando el almirante llega al casino.

"Los diamantes son eternos" (Diamonds are Forever, 1971): película de James Bond basada en una novela de Ian Fleming, con Sean Connery en el papel de James Bond. Parte de la historia está ambientada en Las Vegas en la Casa Whyte (en la ficción), propiedad del solitario multimillonario Willard Whyte. Bond juega a los dados en esta historia. Una de las escenas transcurre en el piso del casino en Circus Circus.

"El golpe" (The Sting, 1973): una de las películas más famosas sobre juegos de habilidad y suerte, como así también de juegos de confianza. Protagonizada por Paul Newman y Robert Redford en el papel de jugadores deshonestos que intentan ganar el dinero de jugadores aún más deshonestos. Incluye una escena en la que el personaje de Robert Redford pierde las ganancias que robó anteriormente en una ruleta manipulada.

"Perdidos en América" (Lost in America, 1985): en esta comedia, el matrimonio formado por Albert Brooks y Julie Hagerty se prepara para dejar atrás sus vidas aceleradas. Tras pocos días de haber iniciado su nuevo estilo de vida, en un viaje por el país conduciendo una casa rodante, se detienen en Las Vegas donde la esposa pierde todo el dinero que tenían en la ruleta. Le apuesta al número 22 pero, a diferencia del matrimonio de Casablanca, jamás gana.

"Fuego contra fuego" (Heat, 1986): película de acción y aventura protagonizada por Burt Reynolds en el papel de un guardaespaldas en Las Vegas. La película muestra escenas de Reynolds ganando y perdiendo a lo grande al jugar al blackjack. Basada en la novela y el guion del famoso guionista William Goldman.

Rain Man (1988): película aclamada por la crítica, protagonizada por Dustin Hoffman y Tom Cruise, que ganó cuatro Premios Oscar en 1989: mejor película, mejor guión original, mejor director (Barry Levinson) y mejor actor (Hoffman). La trama narra un viaje de dos hermanos por todo el país; Hoffman es un autista prodigio institucionalizado y Cruise, un hombre brusco y egoísta que desconocía la existencia de su hermano. Hacen una parada en Las Vegas, se hospedan en el Caesar Palace, donde Raymond (el personaje de Hoffman) usa sus habilidades matemáticas y mnemotécnicas para ganar jugando al blackjack.

"Un día de suerte" (Let It Ride, 1989): ambientada en un hipódromo, es una de las películas más divertidas que existen, que narra sobre los hábitos, las supersticiones y los personajes típicos de un entorno de apuestas. Protagonizada por Richard Dreyfuss, David Johanson, Teri Garr, Robbie Coltrane y Jennifer Tilly.

Bugsy (1991): Warren Beatty protagoniza a Ben 'Bugsy" Siegel, un mafioso de Nueva York que viaja a Los Ángeles para comprar salones de apuestas en nombre de los jefes Meyer Lansky y Charlie Luciano. A partir de un viaje a Las Vegas comienza el camino hacia la creación del primer resort importante de la ciudad, el Flamingo. Las pérdidas de dinero y los sobrecostos desencadenan el asesinato de Siegel. Annette Bening protagoniza a Virginia Hill, el amor de Siegel.

"Propuesta indecente" (Indecent Proposal, 1993): Robert Redford protagoniza a un multimillonario que posa su mirada en una mujer casada (protagonizada por Demi Moore) en Las Vegas. Redford le ofrece USD$1 millón por pasar una noche con ella, y ella acepta para poder financiar el proyecto inmobiliario de su esposo. Las relaciones avanzan y se derrumban, pero finalmente ella regresa con su esposo (protagonizado por Woody Harrelson).

Casino (1995): Martin Scorsese dirigió la película que tiene como eje central a los mafiosos Ace Rothstein y Nicky Santoro, quienes se trasladan a Las Vegas para ejercer control en diversos casinos. Ambientada en los años setenta y ochenta, la historia ofrece un vistazo por las vidas reales de hombres como Anthony Spilotro, en un entorno de amor, drogas y el mundo cruel de la mafia. El reparto multiestelar está encabezado por Robert De Niro, Joe Pesci y Sharon Stone.

"La jugada" (Croupier), 1998): Clive Owen encarna el papel de un escritor que retoma su oficio de crupier en una película británica de matices oscuros. El mundo del casino se vuelve estimulante y se apodera de su vida como así también de su relación amorosa.

"Corre, Lola, corre" (Run Lola Run, 1998): película alemana de suspenso enfocada en Lola (protagonizada por Franka Potente), una muchacha que recibe una llamada telefónica de su novio pidiéndole 100.000 marcos para salvar su vida. Lola tiene 20 minutos para buscar o juntar el dinero, y tres posibilidades diferentes para obtenerlo, una de ellas es la ruleta. Cada "carrera" para obtener el dinero termina con consecuencias muy diferentes.

Owning Mahowny (2003): Philip Seymour Hoffman es el protagonista de esta película aclamada por la crítica, basada en una historia real sobre un empleado bancario de Toronto que malversa más de USD$10 millones en 18 meses para realizar altas apuestas en juegos de casino.

"La gran estafa"(Ocean's Eleven, 2001), "La nueva gran estafa" (Ocean's Twelve, 2004), "Ahora son trece"(Ocean's Thirteen, 2007): saga cinematográfica basada en La gran estafa (1960) que comienza con varios robos simultáneos en diferentes casinos de Las Vegas. En la película actúan George Clooney, Brad Pitt, Matt Damon, Don Cheadle, Andy Garcia y Julia Roberts.

21 (2008): película basada en la obra Bringing Down the House de Ben Mezrich; se trata de una versión de ficción de las experiencia del equipo de blackjack del MIT.

"¿Qué pasó ayer?" (The Hangover, 2009): comedia sobre un fin de semana de despedida de soltero en que las cosas terminan mal en Las Vegas. La película incluye una escena en la que Alan (protagonizado por Zach Galifianakis), opuestamente a su comportamiento en general extraño, juega al blackjack, cuenta cartas y gana a lo grande de manera excepcional. 

Toy Story 3 (2010): la popular película de Disney Pixar incluye una escena en la que los juguetes animados crean un casino... y usan un juguete See 'n Say como ruleta. Las apuestas son baterías.

Los casinos y los juegos en las canciones

Ace of Spades - Motorhead (1980): cartas, dados

Blackjack - Ray Charles (1955): blackjack

Casino Boogie - Rolling Stones (1972): casino, Montecarlo

Do It Again - Steely Dan (1972): cartas, Las Vegas

Draw of the Cards - Kim Carnes (1981): cartas

The Gambler - Kenny Rogers (1978): poker

Go Down Gamblin' - Blood, Sweat & Tears (1971): blackjack, dados, ruleta, casino

The House of the Rising Sun - The Animals (1964): apuestas

Junior's Farm - Paul McCartney (1974): poker

Leavin' Las Vegas - Sheryl Crow (1993): Las Vegas

Lily, Rosemary and the Jack of Hearts - Bob Dylan (1975): casino, poker

Little Queen of Spades - Robert Johnson (1938): cartas, suerte

Lonesome Loser - Little River Band (1979): cartas

Luck Be a Lady - Frank Sinatra (1965): casino, dados

The Man Who Broke the Bank at Monte Carlo - Fred Gilbert (1892): Montecarlo, casino

Poker Face - Lady Gaga – (2008): poker

Pretty Vegas - INXS – (2005): Las Vegas

Queen of Las Vegas - B-52s (1983): ruleta, cartas, Las Vegas

Ramblin; Gamblin' Willie - Bob Dylan (1962): cartas, dados, poker

Ramblin' Gamblin' Man - Bob Seger (1969): dados, ruleta, apuestas

Riverboat Gambler - Carly Simon (1976): casino, apuestas

Roll of the Dice - Bruce Springsteen (1992): dados

Roll the Bones - Rush (1991): dados

Roulette - Bon Jovi (1984): ruleta

Shape of My Heart - Sting (1993): cartas

Smoke on the Water - Deep Purple (1971): casino

Tumbling Dice - Rolling Stones (1972): dados

Viva Las Vegas - Elvis Presley (1964): Las Vegas, casino, blackjack, ruleta, poker, tragamonedas, dados

Waking Up in Vegas - Katy Perry (2008): Las Vegas

We're An American Band - Grand Funk Railroad (1973): poker

The Winner Takes It All - ABBA (1980): cartas, dados

Apuestas paralelas

Las apuestas paralelas generalmente son apuestas relacionadas con cuestiones inherentes al juego de casino o a otros juegos de apuestas. Las apuestas deportivas de casino ofrecen numerosas apuestas paralelas en torno a aspectos secundarios de los grandes eventos deportivos. (Ejemplos: las probabilidades de que una apuesta en el Super Bowl sea segura, o de que el médico del cuadrilátero interrumpa una pelea por un título). Los juegos de casino en ocasiones incluyen apuestas paralelas basadas en la probabilidad de que podrían acertarse determinadas combinaciones de cartas o dados.

Las apuestas personales entre apostadores (que suelen ser jugadores de casino empedernidos o apostadores profesionales) son una clase de "apuestas paralelas" particularmente famosas. Estas apuestas pueden parecer descabelladas (y algunas lo son), pero pueden ser pruebas reveladoras de las habilidades físicas, el conocimiento, el espíritu lúdico y competitivo, y la capacidad de perjudicar al rival que tienen los jugadores. Incluso cuando este tipo de apuestas paralelas no forma parte de ningún juego de casino (y quedan registros, si los hay, por el efecto boca a boca), las apuestas paralelas representan una característica fascinante de la cultura de los juegos de casino y de la comunidad de jugadores.

La cautela en la aceptación de las apuestas paralelas

En general, si alguien se atreve a asumir un desafío descabellado, es probable que le vaya bien. En "El idilio de la señorita Sarah Brown" (The Idyll of Miss Sarah Brow), el famoso cuento de Damon Runyon (fuente de inspiración para el musical y la película "Ellos y ellas" [Guys and Dolls]), Sky Masterson recibe de su padre un consejo al despedirse: "Hijo, sin importar adónde viajes o qué tan astuto seas, siempre recuerda esto: algún día, en algún lugar, se te acercará un tipo y te mostrará una baraja de cartas nueva y reluciente, aún sin estrenar; y te apostará a que la jota de picas saldrá de la baraja y derramará sidra en tu oreja. Pero, hijo, no aceptes esa apuesta porque seguro que apenas lo hagas, tendrás tu oreja llena de sidra".

Libro de apuestas de White's

White's fue un club privado muy importante en Londres en los siglos XVIII y XIX, cuyos miembros supuestamente apostaban por cualquier cosa. Entre las anécdotas sobre las apuestas, se cuenta que los miembros apostaban cuál de dos gotas de lluvia llegaría primero al piso de una ventana o si una persona herida que se había desplomado frente al club estaría viva o muerta. El White's tenía un libro de apuestas en el que los miembros anotaban las apuestas paralelas. La mayoría de las apuestas eran especulaciones sobre futuras fechas de cumpleaños, muertes y casamientos. Según Claire Cock-Starkey en The Georgian Art of Gambling (museo británico, 2013), la última entrada realizada en uno de los libros fue una apuesta entre Lord Montfort y Sir Jno. Bland relacionada con la vida de Beau Nash (el maestro de ceremonias de Bath) y la del actor Colley Gibber: apostaron cuál de ellos (Nash o Gibber) viviría más tiempo. En el libro del White's quedó escrito: "Tanto Lord M. como Sir Jno. Tanto Lord M. como Sir Jno. Bland decidieron poner fin a sus vidas antes de que la apuesta se resolviera".

El insumergible Titanic Thompson

Alvin Clarence "Titanic Thompson" Thomas fue uno de los "apostadores viajeros" más importantes de Estados Unidos a principio de los años veinte. Fue la inspiración en la vida real para la creación del personaje "Sky Masterson" de Damon Runyon. Titanic Thompson fue un experto en apuestas paralelas porque siempre encontraba una forma de sacar ventaja. En un viaje habitual junto a otros apostadores hacia Joplin, Misuri, vio a unos trabajadores colocando una señal vial que indicaba "20 millas hasta Joplin". Thompson contrató a un hombre para que desentierre la señal y la traslade 5 millas más cerca de Joplin; insistió con tanta contundencia sobre la inexactitud de la señal que sus compañeros, a pesar de ser incrédulos, le apostaron y perdieron. Ganó una apuesta en la que planteaba que podía arrojar una nuez por sobre el techo de un hotel. (Era una cáscara de nuez con pesas).

The Man with the $100,000 Breasts

Michael Konik, en The Man With the $100,000 Breasts and Other Gambling Stories (1999), reveló la actualmente famosa historia de cómo el apostador profesional Brian Zembic ganó una apuesta/desafío de USD$100.000 en 1996 que consistía en colocarse implantes mamarios y conservarlos durante un año. Zembic conservó los implantes después de ganar la apuesta y, según una entrevista realizada en 2013, todavía los tenía.

Apuestas de exilio

Otras apuestas paralelas famosas que comenzaron como desafíos son las "apuestas de exilio", que consisten en que alguien acepte irse o vivir en algún lugar por un tiempo determinado. Estas apuestas suelen ser más difíciles para los apostadores profesionales que para el resto debido a que (a) uno de los atractivos principales de su estilo de vida es la independencia y la libertad; (b) los apostadores profesionales pasan un tiempo considerable en entornos de casino u otros lugares llenos de acción y estimulación visual y auditiva (c) un jugador de casino exitoso exiliado de los casinos estaría renunciando a sus ingresos si aceptara pasar tiempo alejado de los casinos.

Durante los años noventa, un apostador incitó al profesional de Las Vegas John "Johnny World" Hennigan a que demuestre que podía pasar un mes viviendo en Des Moines, Iowa, una ciudad por lo demás habitable, pero opuesta a Las Vegas, Filadelfia y Atlantic City, a las que Hennigan estaba acostumbrado. La apuesta de USD$25.000 consistía en que Hennigan permaneciera en un área designada de Des Moines, que abarcaba un hotel en el que viviría, un campo de golf donde pensó que podría practicar golf y un bar que supuso se convertiría en su lugar de estar. No logró resistir más de dos días. Odiaba el hotel, el campo de golf y el bar, y no tenía libertad para buscar mejores condiciones (en Des Moines ni en ningún otro lado). Llamó por teléfono al apostador con el que había apostado, le propuso que aceptara un pago menor ya que el hecho de haberse trasladado a Des Moines, daba prueba de que sí era capaz de quedarse y ganar. Finalmente, debió pagar un monto negociado para poder irse antes de Des Moines.

En 2008, los jugadores de poker Andrew Robl y Alec Torelli le apostaron a Jay Kwik (conocido como "Bellagio Jay" por el tiempo que pasó en el Bellagio) que no soportaría vivir 30 días en un baño del Bellagio en Las Vegas, Nevada, Estados Unidos. Entre las restricciones, tenía minutos limitados para hacer llamadas por teléfono celular y no tenía acceso a una computadora. Le permitieron tener un pequeño reproductor de DVD y pedir comidas a domicilio. Robl y Torelli instalaron una cámara web para controlar la puerta del baño y le ofrecían USD$500 a cualquier persona que estuviera online e informara una infracción. Después de 20 días, le pagaron a Kwik un monto menor (supuestamente de USD$40.000) para que salga del baño y se termine la apuesta.

"Lodden Thinks"

Juego en el que dos apostadores designan a una tercera persona como "Lodden". Estos le hacen preguntas a "Lodden" que requieren respuestas numéricas. (P. ej.,, cuál es la población de Australia, cuántas corbatas tiene Barrack Obama, cuántos libros tiene "Lodden"). "Lodden" responde confidencialmente (a una cuarta persona o en un pedazo de papel) y los apostadores arriesgan una cantidad superior o inferior a la respuesta de Lodden. El juego requiere de un análisis complejo: la respuesta real y objetiva (si la hay); un análisis de lo que "Lodden" podría pensar como respuesta; lo que el apostador rival cree que será la respuesta real o la que Lodden piense; y la cifra superior o inferior que se establecería. El juego adquirió su nombre cuando un grupo de jugadores de poker lo inventó en una mesa de poker y designó al miembro del Equipo PokerStars Pro Johnny Lodden como la persona cuyas respuestas serían objeto de apuestas. En un momento dado, el juego incorpora muchos participantes: los dos apostadores, apostadores adicionales que se unen al juego, la persona designada como "Lodden" y otras personas que podrían aportar preguntas.