Lentitud o cierre de la aplicación móvil

A pesar de que existen cientos de dispositivos Android que cumplen los requisitos de resolución de pantalla y sistema operativo, también hay algunos que no tienen capacidad para ejecutar aplicaciones de gran escala, con una demanda simultánea de procesador, conexión y memoria.

Es importante tener en cuenta que muchos de estos dispositivos no se diseñaron específicamente para ejecutar juegos, sino para ser usados como agendas digitales, lectores de libros electrónicos o aplicaciones similares, con procesos de baja demanda de recursos y para las cuales el factor tiempo no es crucial.

Si estás ejecutando varias aplicaciones en segundo plano, tal vez nuestra aplicación no pueda acceder a suficientes recursos del sistema y quizás vaya lenta o se cierre.

A fin de resolver esto, reduce al mínimo el número de aplicaciones que se ejecutan en segundo plano. Solo tienes que acceder al botón de aplicaciones recientes de la parte inferior del dispositivo y aparecerá la lista de aplicaciones abiertas recientemente; para cerrar cada una de las aplicaciones, deslízala hacia arriba o hacia abajo.

Aunque no suele recomendarse, también puedes utilizar uno de los programas que cierran tareas (task killers) que se encuentran disponibles en Play Store para “cerrar” aplicaciones. Sin embargo, nuestra aplicación se ha diseñado para ser reconocida como una aplicación del sistema, lo cual quiere decir que algunas de estas aplicaciones “task killer” tal vez no la cierren automáticamente.

Si nuestras sugerencias no te ayudan a resolver el problema, y quieres disfrutar la experiencia en el móvil, te sugerimos que a poder ser pruebes un dispositivo de más alto rendimiento.

Comentarios

¿Ha respondido este artículo a tu pregunta?

Artículos de ayuda relacionados